Se comunicará por parte del Centro de Operaciones (COS) de PULMAN SECURITY cualquier circunstancia que se detecte en las inspecciones realizadas y que alteren el normal funcionamiento del servicio, comunicándose de forma inmediata al cliente.

Se comunicarán por parte del Vigilante de Seguridad todas las incidencias que alteren o puedan alterar el normal funcionamiento del servicio e incluyéndose en el parte diario que elaborará dicho vigilante, los cuales estarán siempre a disposición del cliente.

Cuando el vigilante prevea cualquier situación que altere o pueda alterar el normal desarrollo de la actividad en el edificio, centro, dependencia, instalación y medios, objeto de protección, inmediatamente dará conocimiento a quien proceda y adoptará las medidas de urgencia que se estimen necesarias.

INSPECCIONES: Controles y Verificación

Los Inspectores de Servicio realizarán inspecciones rutinarias en turnos día o noche según procedimientos internos de la Empresa para poder controlar el exacto cumplimiento de las normativas de seguridad, así como uniformidad, puntualidad y disciplina de nuestros trabajadores; ejecutándose un programa de inspección que asegura al menos una visita semanal. Siendo la finalidad de estas inspecciones la comprobación de cada uno de los puestos y del correcto desarrollo de las funciones. 

PERSONAL: Formación y Cualificación

Nuestros vigilantes, seleccionados a través de un minucioso proceso de selección, están altamente cua- lificados recibiendo los cursos de reciclaje exigidos por Ley, junto con la formación especializada y dirigida a cada tipo de servicio al que van destinados.

Dotamos a nuestro personal de los medios materiales necesarios para el correcto desempeño de sus funciones: Vehículos, Sistemas de Comunicación, Armas Reglamentarias, etc.

El Vigilante de Seguridad estará uniformado de acuerdo con la época del año o las condiciones ambientales, con una uniformidad la cual incluye pantalón, camisa, cazadora o jersey y distintivos perfectamente visibles: zapatos, corbata y en su caso anorak. Disponiendo siempre de la dotación y armamento que en cada caso se determine y de acuerdo con la Ley de Seguridad Privada 23/92 de 30 de Julio y del Reglamento que la desarrolla (Real Decreto 2364/94 de 9 de Diciembre) además del material auxiliar necesario.

Los vigilantes dispondrán de un sistema de Control de Rondas, en su caso, con puntos dispuestos en todo el recinto. Estas rondas serán aleatorias en su duración y recorrido, disponiendo el departamento de seguridad de un informe diario de las mismas.

Diariamente remitirán un parte de incidencias al Jefe de Seguridad, haciendo constar en el mismo, todas las actuaciones e incidencias que pudieran producirse y, en cualquier caso, los incidentes dignos de ser resaltados se comunicarán de forma inmediata a la Dirección de Seguridad o persona designada por el cliente.